viernes, 5 de septiembre de 2014

De regreso de Munich y de los preciosos pueblos de Baviera








 Este verano no me puedo quejar, he disfrutado de 30 días de vacaciones y, por fin, he podido ir a un lugar que tenía muchas ganas de conocer: Neuschwanstein, el palacio más emblemático de Luis II de Baviera. La mitad del mes la he pasado en Galicia, así que ha habido paseos por la playa, calamares y pimientos de Padrón en el barcito frente al mar, terraza por las tardes con los amigos y, después, por si fuera poco, nos hemos ido a Munich, donde pudimos hacer base para recorrer Baviera y visitar unos lugares preciosos. Os pongo unas fotos y unos comentarios (podéis verlas haciendo clic más abajo) y doy por inaugurada la temporada 2014-2015 del blog. Bienvenidos y un fuerte abrazo.

Haz clic






Esto es lo que se podía ver de Munich desde la terraza del Deutsches Museum, un fantástico museo de la ciencia y de la tecnología. La zona verde y el agua que se ven en primer lugar pertenecen al Jardín Inglés, un parque impresionante del que algunos disfrutan recorriéndolo a caballo. Si ya conocéis Berlín, Munich es la segunda ciudad de interés, en mi opinión. Como lo más apetecible está en el centro y éste está bastante condensado, las calles tienen mucho bullicio y mezcla de personas, idiomas y paisaje urbano. La arquitectura medieval y las tiendas de Versace o Dior atraen a un tiempo a turistas de calzado deportivo y a compradoras provistas de elegantes Manolos y Visa platino guardada en el Gucci de la última temporada.



                   Jose Manuel en el Deutsches Museum; si vais con niños no dejéis de visitarlo.


Pero la visita obligada es la Residencia (el palacio donde residían los soberanos de Baviera). De lo mejor y más espectacular de Europa. Necesitaréis no menos de cinco horas para recorrerlo. Realmente impresionante. Le di un buen repaso a la Historia del Sacro Imperio Germánico. No sé por qué la gente  que gusta de intrigas y amoríos ve el "Sálvame" habiendo libros de Historia. 


                                    Exterior del Palacio de Nymphenburg. Id con tiempo para visitar los jardines.


                                     La única sala de un palacio que pude fotografiar sin usar el flash fue una en este. Todos lo que vimos estos días son realmente abrumadores.


En Munich se come y se bebe a placer a cualquier hora. Los panaderos reponían continuamente los expositores. En el Viktuallienmarkt, en el mismísimo centro, hay una inmensa cervecería exterior ajardinada. Era imposible lograr una foto que pudiera captar el ambiente. La gente es bastante juerguista, pero aunque los bávaros tienen fama de ser más abiertos y divertidos que los demás alemanes, te resulta difícil que se abran si no les hablas en alemán, así que tuve que abandonar la comodidad del inglés. No que quedó más remedio que desempolvar el alemán.


El centro de Munich está bien surtido de iglesias que vale la pena visitar, con sus preciosos frescos en los techos. Son muy diáfanas y reconfortantes, pero siempre te sientes un poco incómoda haciendo fotos en un lugar de culto. Esta no era tan espectacular arquitectónicamente pero me atreví a tomar unas fotos porque había un ambiente más de andar por casa; estaban realizando una especie de experimento. Aunque en la imagen no se aprecia bien, la llenaron de árboles y plantas, y podía escucharse el sonido del agua y el trinar de los pájaros. Del techo colgaban unas palomas de papel. Cuando estaba un poco saturada del bullicio de la calle, entraba un ratito aquí a recuperar la tranquilidad.


Tardé tres días en conseguir probar esta tarta de grosellas. Siempre que lo intentaba se había agotado.  Valió la pena esperar.


No podéis dejar de visitar este pueblo si vais a Baviera: Rothenburg ob den Tauber. Parecía que en cualquier momento te ibas a cruzar con Hänsel y Gretel. Es un pueblo de un tamaño considerable pero todo en él es precioso.











        Fijaos en la imagen de la Virgen sobre el farolillo de la farmacia. Como sabéis, Baviera es una región profundamente católica, la imágenes religiosas y grandes crucifijos en las fachadas de las viviendas son algo habitual.


Los letreros de las tiendas son preciosos. Podía haber hecho un reportaje sólo fotografiando estos elementos





         No podíamos marcharnos sin hacer una cata de tartas. A estas alturas del viaje ya las pedíamos de tres en tres. Los precios eran muy razonables, dos euros y pico por ración tomándolas en una terraza.  Tomamos tres porciones de tarta indescriptibles y dos chocolates:  7 euros.


   Würzburg. Dormimos dos noches. Otra joya de Baviera. En la imagen podéis ver el puente viejo sobre el Rín. Al atardecer, la gente pide su copa de vino en un restaurante cercano y se lo toma sobre el puente. Es una suerte de botellón con estilo.


  Una vista de la fortaleza desde el puente. Hay muchos edificios singulares para visitar, pero el más sobresaliente es el Palacio residencial donde vivían los obispos príncipes. Realmente espectacular. Puede aprenderse mucho del tesón de los alemanes por reconstruir lo que la guerra derribó, tardaron treinta años en poder rehacer sólo una de las estancias del palacio.



Este restaurante sobre el río, llamado Molino viejo, tiene una excelente cocina al estilo de Franconia, cenamos allí las dos noches. Fue lo único destacable en comida de todo el viaje si exceptuamos las maravillosas tartas. Acabé bastante cansada de salchichas y de tanto cerdito. De hecho, al llegar a casa, lo primero que hice fue salir a comprar a la carnicería para hacer una sopa de las mías. 




                                             Una de las iglesias de Würzburg


Las construcciones religiosas grandes y pequeñas están por todas partes. En los Alpes, vimos muchas cruces de madera con imágenes de Cristo en medio de los campos.


                                        Esto es Bamberg, otra ciudad preciosa.







                                         Había mercadillos de fruta por todas partes


                                              Esta floristería antigua tenía mucho sabor.


             Comimos en una terraza. Enfrente había una tienda, adornada con este cigüeña tan simpática.


        Ratisbona, la tierra natal del Papa Benedicto XVI. Tiene un ambiente universitario y cosmopolita,  muchas tiendas curiosas, y el mayor número de supermercados íntegramente dedicados a productos ecológicos que he visto. La catedral también merece una visita.


El nombre de Ratisbona en alemán es Regensburg. Parece no importarles que en español le llamemos de otra manera. Los franceses también tienen para este pueblo su propio topónimo como podéis ver en la imagen. Será que allí los inquisidores lingüísticos que padecemos en España no se atreven a plantear su ridículas reivindicaciones.




  Este sí que fue un homenaje. La tarta selva negra con cerezas al kirsch no la voy a olvidar, ni la de frambuesas, ni la de melocotón que está junto a la taza de chocolate.


Una de las casitas en los Alpes. El paisaje es una preciosidad, con unos bosques muy mimados.

Linderhof, uno de los palacios preferidos de Luis II. Es una joya edificada en plena montaña. Una pena que no se aprecie en la foto lo bonitos que son la construcción y el entorno. Más arriba, los pequeños productores de leche cuidan sus "vacas felices" que pueden pastar en libertad desde la primavera hasta el invierno. Ahora que la producción de leche ya no es tan rentable, fabrican quesos bio y han acondicionado sus casas para acoger como huéspedes a las numerosas personas que se acercan  a este lugar maravilloso para practicar senderismo.


                                                      Una zona del jardín del palacio.


                                  Una casita pintada en Oberamergau, un pequeño pueblo de los Alpes.



Y aquí está. No es la primera imagen que capté de Neuschwanstein, la primera foto la hice con mi móvil cuando aún nos encontrábamos más lejos. Tuve que hacer un esfuerzo para no echarme a llorar. Me emocionó mucho verlo por fin. Encabezando este post os puse una imagen más convencional del Palacio. Por dentro es maravilloso e inquietante. Me hubiera gustado tener al lado a Alfonso de La Vega, seguro que él habría sabido responder a algunas de las preguntas que me hice al ver el interior de esta joya, con su simbología wagneriana y sus enigmas.




El trayecto de subida al palacio lo hicimos en un coche de caballos, le hice una foto desde él a otros caballitos que bajaban. A lo largo del trayecto puedes ver el bosque a ambos lados, e imágenes de reinas y princesas que aparecen entre los árboles con sus nombres. 


En el interior del palacio no se pueden hacer fotos, pero esta ventana estaba abierta y tomé una. Luis II disfrutaba del palacio casi en completa soledad. Esto es lo que veía desde una cara del palacio, en la otra, la vista conduce a un paisaje escarpado maravilloso.

               
                    Al pie de la montaña, donde subimos al carro de caballos, está el castillo de Höhenschwangau.

En fin amigos, "the dream is over". Ahora, a volver a la vida real, a los deberes de mi hijo Alfonso, al instituto, a mis libros, a mi música, a mi cocina y a mis talibanciños. Pero con muchas pilas. La semana que viene entraremos en harina. Un abrazo.

57 comentarios:

  1. Espero que de verdad hayas recargado las pilas porque viene un otoño muy caliente. Una maravilla Baviera, gracias por compartir tus e cuerdos del viaje.

    Nélida

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida, reconozco que tenía un poco de mono.

    Ajo y agua talibán.

    ResponderEliminar
  3. Feliz regreso. Se te echaba en falta.
    Uno que pasaba por aquí

    ResponderEliminar
  4. Munich y yo.
    Munich es una ciudad agradable, pero no es una ciudad monumental, bávaras aparte. Es un lugar ideal para hacer base y visitar los Alpes Bávaros y el Königssee y los pueblos pintorescos del sur de Alemania: Nüremberg, Bamberg, Bayreuth, Salzburgo….. aunque ahora que lo pienso, Salzburgo ya no pertenece a Alemania. Hay que ver lo rencorosos que nos han salido estos alemanes del sur, también conocidos como austríacos. Jur, jur.
    Ser ciclista en Vigo es jodido. Subir desde el Berbés hasta el Calvario ya tiene mérito, y si llegas hasta Sampayo tendrían que darte una corona (aunque sea de grelos). En Munich no tienes ese problema. Munich es un paraíso para los ciclistas. Incluso te encuentras con una circunstancia desconocida en España: los automovilistas respetan a los ciclistas. Oiga, se lo juro.
    Aunque para recorrer el centro de la ciudad nada mejor que hacerlo a pie. Empezamos en la plaza del pueblo. Aquí la llaman Marienplatz, la plaza de María, de la Vírgen María, vamos. Suerte tienen en Alemania que no andan por allí los de “Potemos” para liarla. Si seguimos por la plaza abajo, a unos centenares de metros nos encontramos con uno de los templos - laicos - de los muniqueses: la cervecería Hofbräuhaus. Sigue conservando el encanto de hace años. La planta baja, donde los parroquianos, engalanados en ocasiones con el traje regional, cantan y beben en unas inmensas jarras una horrible cerveza de trigo acompañada de unos panecillos llamados “bretzel” - ahora los puedes encontrar también en el Lidl - que unas rubicundas camareras sirven de unos cestillos que llevan colgados del cuello. Una orquestina al fondo de sala ameniza el local.
    Pero el interés de histórico de la cervecería está en la última planta. Bombardeada durante la segunda guerra mundial, lo que vemos ahora no deja de ser una reconstrucción donde por desgracia no se respetó el diseño original. Lo que si permanece tal cual es la inmensa sala, completamente diáfana, con capacidad para dos mil personas y donde el orador - cosa curiosa - no se situaba en la cabecera de la sala, se ponía en el centro. Las SA eran claves en estas apariciones multitudinarias, donde solían volar los tanques - en este caso de cerveza - si lo que decía ese personajillo con bigote extraño y flequillo no era del agrado de la concurrencia. No olvidemos que en estos primeros mítines del partido nazi los asistentes tenían que pagar. Y ya saben, el que paga manda. Jur, jur, jur.
    Un espectáculo impagable - y que resulta gratis - se nos presenta inopinadamente cerca del Jardín Inglés. Aprovechando un resalte del río Isar, los aficionados surfean la ola, siempre la misma, obviamente, y los más habilidosos consiguen mantenerse en pie unos cuantos segundos. Yo los he visto en verano y llevan trajes de neopreno. Me da en la nariz que el agua debe ir bastante fría.
    Si me permiten una curiosidad histórica, en este río, el Isar, es a donde fueron a parar las cenizas de los jerifaltes nazis, después de de pasar por los hornos crematorios de Dachau. Digamos en descargo de sus captores, los americanos, que primero los habían ahorcado en Nüremberg. Si hablamos de Dachau, pronúnciese Dajau, podríamos decir que está a unos diez kilómetros de Munich. No hace falta leer el imprescindible libro de Robert Gellately sobre la coacción y el consenso en la Alemani nazi para saber que los alemanes eran conscientes de todo lo que estaba pasando. El campo de concentración de Dachau no estaba en las afueras del pueblo, estaba en el casco urbano. ¡Para no enterarse!
    Una maldad si me permiten y que refleja un poco la personalidad de los alemanes. Si uno quiere visitar el campo existe un parking… de pago. Los germanos que visitan el campo dejan ahí el coche. A menos de cincuenta metros puedes dejar el coche en la calle ….y gratis. Me encontré con una pareja española y llegamos a la misma conclusión: si hay que pagar se paga, pero pagar por nada es tontería. “Están locos estos alemanes”.
    Podría contarles muchas cosas de Munich, pero me temo que me quedo sin espacio. Auf Wiedersehen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino, don Julio, que viajó usted a Munich desde O Porto, el auténtico aeropuerto de Vigo.

      Eliminar
  5. Para a próxima viaxe recoméndolle a vostede Flandres ou Québec.
    Poderá aprender moito, se abre un pouquiño a mente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que haces el ridículo invocando los casos de Flandes y de Quebec para justificar que en Galicia no se pueda estudiar y recibir los servicios públicos en español. En el mejor de los casos demuestras ser un ignorante. En Quebec resulta que, ciertamente, el inglés no es oficial – por cierto que es la lengua de menos del 10 % de los nacionales canadienses residentes en esa provincia – pero a pesar de eso, gracias a una sentencia del TS, cuya doctrina se trasladó a rango constitucional, los hijos de nacionales canadienses tienen derecho a recibir toda la enseñanza en inglés en Quebec con la simple condición de que su padre o su madre hayan cursado la enseñanza en inglés. Y si el inglés fuese la lengua de al menos el 20 % de la población nacional residente en Quebec, puedes estar seguro de que el inglés sería lengua oficial, como lo demuestra el caso de la vecina provincia de Nuevo Brunswick (65 % de anglófonos – 32 % de francófonos respecto de la población total), donde las dos lenguas son oficiales. Es decir, so enteradillo, si en Quebec el porcentaje de anglófonos fuese similar al de hispanófonos de Galicia, que no te quepa la menor duda de que se aplicaría lo que dice Galicia Bilingüe. En el próximo comentario te ilustro sobre la estupidez que constituye invocar el caso de Flandes.

      Eliminar
    2. Vamos con Flandes, listillo. Resulta que el porcentaje de francófonos de Flandes no rebasa el 5 %. Si el porcentaje de francófonos de Flandes fuese similar al de hispanófonos de Galicia – ya no digamos si el porcentaje de francófonos de Flandes en las seis principales ciudades de Flandes fuese semejante a de hispanófonos en las ocho principales ciudades de Galicia – puedes estar segurísimo de que el francés sería lengua oficial en Flandes. Una prueba es que la región de Bruselas está geográficamente enclavada en Flandes, pero tiene un 70 % de francófonos; resultado: ambas lenguas oficiales – incluida la cuestión toponímica – y libertad de elección. Por cierto, en Amberes, con menos de un 5 % de francófonos, hay un “liceo” francés. Si quieres podemos hablar del caso suizo, que de manera, como es habitual, tramposa soléis invocar los fascionacionalistas: de aplicarse en Galicia puedes estar seguro de que en el mejor de los casos, para los que prefieren la enseñanza en gallego, en las ocho ciudades más importantes y en sus alrededores, el gallego sería cooficial con el español. De haber sólo una lengua oficial, lo sería el español. Sí, listillo, sí, y lo demás son mentiras. El cantón de Berna es bilingüe, aunque en cada distrito hay una sola lengua oficial porque es la de más del 80 % de la población nacional; pero en el distrito de Biel/Bienne, donde los porcentajes de francófonos y germanófonos son 28 % y 55 %, respectivamente, sobre la población nacional, resulta que las dos lenguas son oficiales y los padres pueden elegir hasta entre SEIS modelos lingüísticos (la web oficial de la administración del distrito está disponible en francés, alemán e inglés) ¿Tienes bastante o vas a seguir haciendo el ridículo? Y si tre cuento qué pasa en el cantón de los GRISONES con los germanófonos y el idioma GRISÓN, igual te pones un poco colorado.

      Y ahora cítame un sólo caso de un territorio en el mundo en el que no sea oficia la lengua de una parte de los residentes nacionales si su proporción es superior al 20 % y se trate de una lengua hablada por cientos de millones de personas en el mundo, y ya no digamos si la que algunos pretende que sea la única oficial es una lengua regional y hablada por menos de 5 millones como materna. Hala, busca, a ver si encuentras, que lo dudo.

      Eliminar
    3. Por cierto, señor "recomendador" que hace el riidículo, te recomiendo que mejores tu sintaxis en gallego: "se abre un pouquiño a mente" no está bien escrito; es "ábrese un pouquiño a mente". Vamos, que eres el típico ejemplo del maestro ciruela, y vienes recomendando a los demás que aprendan, cuando podemos darte lecciones de todo tipo. Ceporro, más que ceporro.

      Eliminar
    4. Temo que "se abre" no significa "ábrese" sino "si abre usted la mente", condicional.
      Respecto de la comparación de Flandes y Quebec con Galicia
      parece usted sugerir que en los lugares en los que el castellano no existe
      este no debería ser oficial. Interesante.
      Por lo que se refiere al uso social del francés en Québec y del flamenco en Flandes
      al parecer todo está en esas lenguas sin pedirlo para los nativos que hablan esas lenguas propias nacionales correspondientes. Más interesante todavía.

      Eliminar
    5. Como puede leerse claramente "se abre" no significa "ábrese", sino "si abre usted la mente (condicional).

      Por tus comentarios da la impresión de que el castellano no debería ser oficial allí donde es la lengua de menos del 10% de la población (si así se hiciese aquí, a vuestros Marianos, Albertitos & company habría que ingresarlos en un hospital privatizado).

      Además todo el mundo sabe que los nativos que hablan la lengua nacional de Québec y de Flandes pueden vivir en su idioma y encuentran todo en su lengua sin pedirlo (si así fuese en nuestro caso, aquí además de a los anteriores habría que ingresar a toda la caverna con un ataque de nervios).

      Eliminar
    6. ¡Uy! Al Moroson-sin-son le hizo daño la inactividad agosteña, Fervíanlle os números na seseira.

      Eliminar
    7. Insinuar que o castelán non fose oficial alí onde non se fala.
      Hai que ver que cousas se poderían importar das verdadeiras democracias.
      jajaja

      Eliminar
    8. ¿Flandres? Pero vamos a ver...¿Ese no es un topónimo deturpado? ¿No hay que respetar la toponimia oficial?
      Entonces, supongo que deberías decir Vlaanderen ¿no?
      ¿Acaso estoy equivocado?

      Eliminar
    9. Estás muy acertado como siempre.
      La pequeña diferencia está en que yo no voy a Vlaanderen
      a imponerles que digan y se llamen Flandres,
      mientras que otros por aquí cerca no pueden decir lo mismo. ;)

      Eliminar
  6. Ya ves Gloria que "tus talibanciños" te estaban esperando con la lengua colgada de la piedra de afilar jo jo. bienvenida a Galicia, tierra de rías ríos, buena comida y talibanes pata negra.

    Jaime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y caciques impositores del castellano.

      Eliminar
    2. Leyendo los comentarios queda claro que los talibanciños no se han ido de vacaciones. No les vendría mal un viajecito para que se airearan y ampliaran sus horizontes. ¡Bienvenida Gloria! y gracias por compartir tus recuerdos del viaje con nosotros.

      Vicky de La Coruña con L de libertad

      Eliminar
    3. Eu viaxei moito moi lonxe este ano falando linguas diversas.
      ¿Ti pasaches da ponte do Burgo?

      Eliminar
    4. La verdad es que sí,estos fanatiquillos galleguistas estaban deseando que doña Gloria volviera de las vacaciones para escribir una entrada,leyendo los mensajes se percibe que han cargado bien las pilas para desahogarse.

      Eliminar
    5. Estos inquisidores españolistas, ¿qué harían sin nosotros?

      La Embajada española en Holanda ha prohibido la presentación literaria del escritor Albert Sánchez Piñol de “Victus” (el libro más vendido en el pasado Sant Jordi) en el Instituto Cervantes de Utrecht, en Holanda. Los diarios holandeses se han hecho eco de la prohibición, que deja la imagen de la libertad de opinión en España por los suelos, y que se suma a otras actuaciones y decisiones que nos devuelven a tiempos que se creían superados.

      Eliminar
  7. Los inquisidores vuelven a la carga

    http://politica.elpais.com/politica/2014/09/05/actualidad/1409906805_146329.html

    No van a poder con nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Castilla siempre fue un país de torquemadas. Nada que ver con las libertades de los países de la Europa culta en los que hubo Reforma protestante.

      Eliminar
    2. (Outro quebradeiro de cabeza para os bilingües).
      O 'Si' escocés á independencia supera ao 'Non' a só once días do referendo
      (aínda que lles exterminaron a lingua).
      Unha enquisa que publica 'The Sunday Times' reflicte o ascenso das posicións independentistas
      e sitúa dous puntos por riba esta opción á de continuar no Reino Unido.
      O 'Si' á independencia de Escocia toma por primeira vez a dianteira ao 'Non' (51-49 por cento) nunha enquisa publicada este domingo por 'The Sunday Times' con vistas ao referendo previsto para o 18 de setembro.
      O 'Si' beneficiouse da vitoria do ministro principal escocés, o nacionalista Alex Salmond, no debate do pasado 25 de agosto. Salmond enfrontouse ao líder da campaña a prol da dependencia de Londres Better Together (Mellor Xuntos), Alistair Darling.

      Eliminar
    3. Esa Europa da que falas comeza nos Alpes e nos Pirineus. Aquí non tivemos gobernantes protestantes, nin revolucionarios, nin ilustrados, nin houbo revolución industrial, só tivemos no poder inquisidores, tiranos, caciques, franquistas, clérigos, falanxistas, peperos, antigalegos e así seguimos e así nos vai.

      Eliminar
    4. Aquí hemos tenido tiranos de todos los tipos,de derechas, de izquierdas y un largo etcétera, por supuesto que los seguimos teniendo, ahora más tiranos que nunca.

      Eliminar
  8. ¡Yo, profe, yo la sé!
    ¡La gallina!
    Tamén ¡a ghaliña!

    ResponderEliminar
  9. Josep Piqué y Jordi Sevilla intentaron pactar el nuevo Estatut de Catalunya en el duro invierno del 2005. De haberlo conseguido, alguna cosa sería distinta en la España triturada por la crisis. De haberlo conseguido, la embajada española en Holanda no se habría visto obligada esta semana a hacer el ridículo suspendiendo la presentación de la novela ‘Victus’ de Albert Sánchez Piñol, en el Instituto Cervantes de la ciudad de Utrecht. De haber prosperado aquel pacto, Jorge Moragas, jefe de gabinete de Mariano Rajoy, no habría alimentado ayer el despropósito de Utrecht, afirmando en Badalona que ‘Victus’ es una novela que “manipula la historia” y que se pretendía utilizar una plataforma del Estado para divulgarla. ¡El Estado contra una novela! Es lo último que nos faltaba por ver..
    Todo esto y otras muchas más cosas disparatadas no habrían pasado si Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas del primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y Josep Piqué, presidente del Partit Popular de Catalunya y ex ministro de José María Aznar, hubiesen logrado encauzar, hace más de ocho años, una discreta negociación entre socialistas y populares sobre el nuevo Estatut. Ambos lo intentaron, pero la tentativa fue abortada desde la Moncloa y desde la calle Génova de Madrid. Ambos fueron marginados y acabaron fuera de la política. Siguen siendo amigos, han publicado libros y hace un par de años, en el peor momento de la crisis económica, cuando España parecía estar a punto de ser intervenida, ambos publicaron juntos algunos artículos de opinión pidiendo una política de amplio acuerdo; artículos que fueron interpretados en Madrid, donde todo se lee en clave conspirativa, como el intento de promocionar una gran coalición entre PP y PSOE. Una fórmula de gobierno que quizá veamos dentro de un par de años.
    Josep Piqué fue frenado en seco por Eduardo Zaplana y Ángel Acebes, en aquel momento jefes de la guardia de hierro del PP, ante la aparente indiferencia de Mariano Rajoy, seguramente preocupado por lo que le esperaba si volvía a ser derrotado en las legislativas del 2008. Efectivamente perdió, el azanarismo intentó liquidarle, logró cerrar un pacto de superviviencia con los ‘barones’ territoriales de su partido y le salvó el ‘gong’ de la crisis económica: empezó a cambiar el ciclo político y la victoria de los suyos en Galicia fue decisiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mal no recuerdo, la novela Victus es la que se llevó Rajoy para leer en vacaciones hace unos meses, o eso es lo que leí en la prensa. Dejémonos de teatros, lo de Cataluña podía haberse frenado hace mucho si se hubiera querido, sin ir más lejos,no se entiende que les hayan entregado a los nacionalistas la educación. Este otoño a ver qué pasa.

      Bienvenida Gloria.

      Pablo

      Eliminar
    2. La educación no es propiedad privada de una élite situada en Madrid.
      La educación gallega es de los gallegos, no es una concesión que nos otorgan con gran generosidad unos potentados.
      Este otoño tienes que ir pensando en como vas a cambiar la Constitución.

      Eliminar
    3. Tú lo has dicho, de los gallegos y hablamos español muchos, y los niños no digamos, lo hablan casi el 70% según los últimos datos, así que no hace falta que nos "concedan" nada desde Madrid, que nos dejen elegir a los padres gallegos.

      Marta

      Eliminar
    4. Pero es que si las competencias en educación se transfieren a las comunidaes,comoasí ha sido, los gobernantes de dichas comuniddesmanipulan la historia para adoctrinar a los escolares con claros futuros fines políticos-electoralistas, luego las consecuencias ya las conocemos.

      Eliminar
    5. Claro, claro, porque cuando los franquistas no transferían la educación
      ellos no manipulaban nada la historia ni era nada nada nacionalistas.

      Eliminar
    6. Si es que lo decimos siempre, sois igualicos que el difunto del agüelico. Si los nacionatas más rabiosos hubiérais nacido hace 60 años, estaríais poniendo aún más duro el adoctrinamiento en el colegio, antes con FEN les llegaba, vosotros lo metéis en todo a lo transversal.

      Ajo y agua talibán

      Eliminar
    7. No te confundas: los nacionatas más rabiosos de hoy en día son los descendientes ideológicos del agüelico.
      Fíjate como se ponen porque los catalanes quieren seguir siendo catalanes.

      Eliminar
    8. Nadie quiere impedir que los catalanes quieran seguir siendo catalanes, no se en que se basa usted, lo que hay que oir.

      Eliminar
    9. Nadie ha dicho que en el franquismo no se manipulase la historia, claro que pasaba, pero lo que era la historia básica relacionada con el origen de España(Y con otros temas), desde la creación de los condados, los reinos y su posterior unificación era mucho más objetiva, ahora es que se manipula lo más básico, a parte de querer enfrentar a los pueblos de España.

      Eliminar
    10. Querido Anónimo 10 de septiembre de 2014, 21:44,
      yo no soy castellano, ni quiero serlo.
      Si para ser español tengo que ser castellano,
      yo no quiero ser español
      y tú no debes obligarme.
      Lo mismo para los catalanes.

      Eliminar
    11. Amigo Anónimo 10 de septiembre de 2014, 21:48,
      yo tuve que ir muy lejos de donde nací y estudié
      para ver un mapa en el que se representaba Catalunya en los tiempos napoleónicos,
      o para ver las monedas que se usaron en Catalunya en la década de 1640,
      o para ver hojas manuscritas en catalán posteriores a 1714,
      o para aprender que a ellos los reconquistaron los francos...
      y no estudié en los tiempos del caudillo.

      Eliminar
  10. Que yo sepa España es el único país que esconde su Historia. Seguro que si aquí se ponen carteles con figura históricas en un parque, le ponen al lado una caja con dardos para que la gente se lo tire. Van muchos años haciendo el idiota y los nacionalistas aprovechándose.

    Contenta de que estés de vuelta.

    Desde Monforte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto, monfortina. Los alemanes tienen mucho que esconder y lo esconden. Casualmente lo que ellos esconden lo hicieron unos que eran muy pero que muy amigos de los que mandaban aquí.
      En realidad lo que sucede es que en el caso alemán fueron derrotados y luego puestos en su sitio por la Historia,
      mientras que aquí fueron los vencedores y escribieron ellos la Historia
      de manera que los huesos de muchos del bando de los que derrotaron a aquellos los alemanes
      aún siguen en las cunetas.

      Eliminar
    2. No te enteras, la señora de Monforte habla de los carteles con las fotos de nenas y de princesas ¿qué es lo que hay que esconder? te estás armando un cacao de siglos.

      Marta

      Eliminar
    3. Ya te contesté arriba y te lo repito aquí abajo.

      http://www.farodevigo.es/galicia/2014/09/08/concello-recurre-derribo-cruz/1090070.html

      Eliminar
    4. Para el anónimo de las 22:56 h. recordarle que la historia de la segunda contienda mundial también la escribieron los vencedores, a los cuales nadie de momento los ha puesto en su sitio por el simple hecho de haber escrito ellos la historia oficial(No la real), para esconderles lo mucho que también tienen que esconder(No sólo los alemanes), piensa un poco antes de escribir.

      Eliminar
    5. Así es Monfortina, es el único país que lo hace, más que esconder lo que quieren es que renieguesr de tu propia historia, así continúan con el divide y vencerás.

      Eliminar
  11. ¡Airearse y abrir la mente en Baviera! ¡Qué guay!
    Tras su aparente conservadurismo --y dejando a un lado tradiciones inevitables como la de ponerse el traje étnico de vez en cuando--, los bávaros tienen el alma más roja que Pablo Iglesias. No en vano fueron una de las primeras "repúblicas soviéticas" en 1919, con un gobierno formado por consejos de obreros, campesinos y soldados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo caso Pablo iglesias tenía el almaroja y muy aburguesada ¿Desde cuándo este individuo defendió a los trabajadores?, un socialdemócrata contrarrevolucionario. En relación al intento de crear una república soviética en Baviera por parte del bolchevismo soviético no fue más que un intento de dominar un país como Alemania con un gran potencial industrial y científico, Rosa Luxemburg fue bien dirigida desde Moscú y manipuló hábilmente a obreros y campesinos.

      Eliminar
    2. Hay más de un Pablo iglesias. En cuanto a Rosa Luxemburg, creo que te confundes, erudito. Participó en un intento similar en Berlín, pero no en Baviera. Y además, ese intento de Berlín se produjo en contra de su opinión y de sus recomendaciones.

      Eliminar
    3. ¿Baviera roja? ¡Ay Jesús, qué cosas!
      ¿Y cómo lo permitió Lohengrin?

      Eliminar
    4. Si es cierto, tiene usted razón, Rosa Luxemburg participó sólo en el intento revolucionario de Berlín, estaba confundido, lo demás que comenta también es cierto.

      Eliminar
  12. Buena panoramica del castillo de Neuschwanstein(El catillo de Walt Disney está inspirado en este castillo), el castillo de Luis II de Baviera,le llamaban el rey loco debido a que llamó hipócritas a los políticos de la época por mirar sólo por sus intereses, el castillo que está en frente, el castillo de Höhenschwangau es donde estudió dicho rey. Toda esa zona de Füssen está rodeada de un bonito paisaje, yo estuve en el verano del año 2003,me acuerdo que para subir al castillo de Neuschwansteinhabía que hacerlo en un microbús

    ResponderEliminar
  13. La imagen del castillo de Neuschwanstein en invierno con todo nevado es preciosa, impresionante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen del idioma de Galicia exterminado es preciosa, impresionante.

      Eliminar
    2. Si eres más tonto chupas bombillas

      Eliminar
  14. Vaya al parecer algunos confunden el paisaje natural con cuestiones lingüísticas, que mal encaminados van algunos.

    ResponderEliminar
  15. Catalonia: another country

    http://www.vilaweb.cat/noticia/4210235/20140911/financial-times-explica-catalunya-altre-pais.html

    ResponderEliminar
  16. Lluís Ballús knows perfectly well that Berga, a small town in the foothills of the Catalan Pyrenees, is still part of Spain. It just doesn’t feel that way – not to him, and not to the vast majority of the 17,000 people who live there.

    Madrid, says Mr Ballús, is as strange and distant to him as Paris or London. When he leaves Catalonia to visit other parts of the country, it seems like crossing a national frontier. “We tell each other: ‘I have to go to Spain tomorrow’,” he says.

    In Berga itself, symbols of Spanish sovereignty are hard to find. Even the town hall does not fly a Spanish flag. Instead, councillors voted to display the Estelada, the banner of the Catalan independence movement, which now hangs from a third-floor window.

    The same flag flutters from almost every building in town, except the local church and police station.
    A surgeon in the local hospital, Mr Ballús is proud of his town’s reputation as a bastion of the Catalan independence movement. Over the past five years he has worked tirelessly for the cause, devoting at least three hours a day to the Catalan National Assembly, the influential grassroots organisation that has led the campaign for independence. “I have nothing against Spaniards,” he says. “But I want them as neighbours, not as landlords.”

    Like many of his friends, Mr Ballús believes Catalonia is finally moving closer to a historic break with Spain. Inspired by Scotland’s landmark plebiscite next week, the Catalan government has called for its own independence referendum, albeit non-binding, on November 9. Madrid insists the planned vote is illegal, and says it will do all it can to stop it. But Catalan activists such as Mr Ballús vow to press ahead even if that means defying Spain’s government, parliament and constitutional court.

    ResponderEliminar