sábado, 25 de junio de 2016

Siempre me quedará Brighton







Al menos me queda este consuelo: en mi querido Brighton se votó mayoritariamente a favor de la permanencia en la UE. 

Ayer por la mañana hice esta foto durante mi primer paseo del verano por la playa de Samil. 


No es una panorámica de la playa, porque había gente paseando y no vas a molestar, pero se ven las Islas Cíes al fondo, y el agua fresquita, y el cielo azul...


Este es un rincón de mi playa favorita, Playa América. Tomé la foto la semana pasada desde el paseo de madera junto al río que desemboca en la playa. 


Y esta es la última foto que hice en la playa de Brighton en febrero. Ya sé que no es lo mismo, que el agua no es tan cristalina y que en vez de arena fina hay guijarros. Uno de ellos lo tengo aquí, sobre mi mesa, haciendo las veces de pisapapeles, pero quiero esta playa, con sus guijarros y su viento peleón. Y quiero a Inglaterra, aunque muchos me digan que es una aberración, que a los españoles siempre nos han "hecho la puñeta".
                         



  Esta es Georginah. No la conocía hasta que ayer leí una crónica que escribió para La Voz de Galicia. Es asturiana, vive en Reino Unido, y su relato de lo que está pasando en su país de acogida fue lo que me movió a escribir esta entrada. Os dejo el enlace a continuación. Yo no percibí en Brighton lo que ella cuenta, me refiero a lo que nos explica sobre una creciente xenofobia en Gran Bretaña, aunque es cierto que la última vez que estuve allí, los informativos hablaban de agresiones a jóvenes españoles en otras ciudades de Reino Unido. Pero sí conocía lo que ella relata sobre el sistema educativo, lo viví en un colegio inglés con el que organicé un intercambio hace unos años. Toda esa estupidez burocrática la están ahora copiando aquí. Una lástima. 

 Tú eres una buena persona pero los tuyos vienen a robar

 Despido este post deseando que tengáis una feliz semana. No podré publicar comentarios. Bueno, excepto el de Don Julio, claro. Un abrazo a todos.

     EU referendum results and maps     EU referendum charts and maps 

Otros post de este blog sobre Brighton:  Un paseo por Brighton     Estamos en Brighton


jueves, 23 de junio de 2016

5.500.000 españoles


5.500.000 españoles  Os invito a leer el artículo que me han publicado hoy en LD. Un abrazo.

Si os apetece comentar hacedlo, por favor, directamente en el artículo. Estoy muy atareada con el fin de curso. Además así podéis participar con personas que no entran habitualmente en el blog. Los señores talibanciños seguidores de este blog, que tanto se quejan porque a veces no publico sus furibundos comentarios, podrán así criticarme a sus anchas. Un abrazo.

sábado, 18 de junio de 2016

Dando frutos








Os presento a mi manzano. No es tan elegante como Vida, mi querido liquidámbar, el árbol de porte cuyas ramas adornan la parte inferior del blog, pero es un arbolito muy trabajador y da unas manzanas deliciosas. Mide tan sólo metro y medio y, sin embargo, ya tiene unas sesenta flores que me darán al menos cuarenta manzanas sonrosadas allá por septiembre, después de descontar las que arrancará el viento, y las que se caerán antes de madurar, cansadas las ramas de soportar tanto peso. 

Bajo estas líneas os dejo una noticia que me hizo feliz esta semana. A veces se consiguen cosas. Cuando trabajas, cuando te esmeras, aunque parezca que lo tienes todo en contra, ya sean tu pequeño tamaño, o los gigantes que te hacen sombra, de vez en cuando tu esfuerzo fructifica.

Sin el trabajo de GB, este breve soplo de aire fresco en el quehacer de un ayuntamiento, no habría sido posible. Observad también lo ridículo de las protestas de los nacionalistas. Es increíble ¿verdad?

Antes de despedirme, os dejo el enlace a otra noticia de esta semana que me hizo sonreír. Ha habido muchas noticias relacionadas con el tema de la lucha por la libertad de lengua, pero esta me pareció muy simpática. Leed el comentario que firma "Minhota portugués" os hará gracia, a nuestros amigos lusistas, ninguna.

Galicia puede actuar como un estado independiente dentro de la CPLP (Confederación de Países de Lengua Portuguesa)

Bueno amigos, me pongo ahora mismo a corregir, que llevo desde que me levanté sin tocar un examen. Menos mal que ya son los últimos, las recuperaciones finales. Espero terminar antes de la hora de la cena. He estado muy ocupada hoy, esta mañana me entrevistó Luis del Pino para hablar sobre la plataforma y el manifiesto Castellanohablantes.es, y, desde entonces, ha habido por aquí mucho trajín, muchas personas firmando el manifiesto. ¿No lo has firmado? Pues échale un vistazo y si te convence, fírmalo. Por cierto, gracias Luis, eres una persona maravillosa.

Feliz semana, amigos, que la vida os sonría.

No podré publicar comentarios, lo siento.

martes, 7 de junio de 2016

Galicia Bilingüe en Castellanohablantes.es



Pusimos en marcha la asociación Galicia Bilingüe en el año 2007. Nos propusimos solucionar los problemas derivados de la mal llamada "normalización lingüística", cuyo principal objetivo parecía ser, lograr la desaparición del español de la vida oficial. Gobernaban la Xunta el Partido Socialista en coalición con el Bloque Nacionalista Galego, y la cuestión lingüística, que ya había empezado a deslizarse hacia el nacionalismo durante los años de gobierno de Fraga, bajaba sin freno por la pendiente del monolingüismo obligatorio en gallego, también en la educación, y para todos los niños, independientemente de cual fuese su lengua materna.

Las personas nos ponemos en marcha cuando algo nos afecta, cuando atañe a algo que nos importa mucho y, en este caso se trataba, nada menos, que de la educación de nuestros hijos, la de nuestros sobrinos, la de nuestros alumnos. Si a mí, o a cualquiera de las personas de Galicia Bilingüe que tengo cerca, nos hubiesen pedido algún tipo de apoyo para que los niños de lengua materna gallego, pudieran estudiar en su idioma, sin duda habríamos colaborado. Muchos de nosotros defendimos los derechos de los gallegohablantes cuando aún no se les reconocía ninguno. Después supimos, ahora sabemos, que gran parte de los que dicen defender esos derechos no lo hacen de forma sincera, que  tienen otros intereses, políticos, y económicos; por eso han pasado de reclamar enseñanza en lengua materna para sus niños, a imponérsela a los de los demás. Sin el menor escrúpulo.

A lo largo de estos ocho años, he leído y oído a personas juguetear con el nombre de Galicia Bilingüe reinterpretando el objetivo de nuestra asociación. No somos bilingües, señores, al menos no todos somos bilingües, hay personas en GB, o que simpatizan con nosotros, que son monolingües en español, hay personas que hablan indistintamente español y gallego, otras que hablan tres, cuatro, o cinco idiomas, y hay personas bilingües pero no en español y gallego. Por el mismo motivo, tampoco nos dedicamos a defender el bilingüismo individual. El nombre de nuestra asociación deriva de la constatación de una realidad, que Galicia, como sociedad, es en su conjunto bilingüe, porque aquí tenemos dos lenguas oficiales y personas que las hablan. Partiendo de esta realidad, reclamamos que la co oficialidad se plasme en normas y derechos para ambas comunidades lingüísticas.

No creamos Galicia Bilingüe para fomentar el uso de lengua alguna, y obviamente, tampoco para defender los derechos del español o del gallego, algo tan absurdo como imposible. Nos duele que priven a un niño del beneficio de estudiar en su lengua sea esta gallego o español, porque nos importan las personas. Si a través de nuestra revista, "Vosotros", difundimos el patrimonio cultural y paisajístico de Galicia, lo hacemos porque, aprovechando que tenemos la capacidad de llegar a muchas personas, queremos potenciar algo que nos gusta y que creemos valioso. Y lo hacemos sin sectarismo, poniendo el punto de mira en la excelencia.

Hace aproximadamente un mes, surgió la posibilidad de unirnos a otras personas que en nuestro país trabajan en asociaciones similares a la nuestra, o que se han visto directamente afectadas por el problema de la imposición de lengua. Ya habíamos colaborado a nivel nacional en diversas iniciativas pero, esta vez, el planteamiento es diferente. Se trata de darle forma a un colectivo que siempre ha estado ahí, pero cuyo nombre no se ha verbalizado porque molesta, porque puede conjurar unión, compañerismo y fuerza: Comunidad castellanohablante.

 Ayer presentamos en sociedad una plataforma que algutinará a partir de ahora a la comunidad castellanohablante de España, y yo participaré activamente en ella. Seré una de sus portavoces y lo haré con la pasión y la energía que este asunto me inspira. Galicia Bilingüe seguirá con su labor, luchando por sus objetivos, pero sabiendo que puede contar con el apoyo de castellanohablantes.es. Cada una de las entidades que integran esta nueva plataforma tiene sus peculiaridades, pero a todos nos une algo básico, reclamar los derechos de la comunidad castellanohablante de España respetando los derechos de las demás comunidades lingüísticas de nuestro país.

Sólo tengo una espinita, no poder utilizar la denominación de español en lugar de castellano para el nombre de esta plataforma pero, el planteamiento del manifiesto que a continuación os presento y que os invito a firmar, lo hace aconsejable: nos referimos al castellano como lengua oficial reconocida por la Constitución española. La Real Academia Española y la de Historia recomendaron en su día que se utilizara la voz español, no castellano, como denominación para nuestra lengua común, pero las presiones de partidos nacionalistas lograron que esto no fuese así. Fue el primer gol de muchos, pero esa es otra historia.

Os animo a leer el manifiesto y a firmarlo si estáis de acuerdo con su contenido. La acogida que está teniendo nos anima a ser optimistas. Empieza una nueva etapa.


Castellanohablantes.es 

Nota de prensa

Iré publicando en este post lo que suceda en torno a esta manifiesto durante toda la semana. Un abrazo.





sábado, 28 de mayo de 2016

El enigma de José Carlos Caneiro




Esta mañana leí un artículo del escritor y periodista Jose Carlos Caneiro. Me atrajo el título: "Los niños no son un arma política". Hablaba del boicot a los exámenes de reválida que se han celebrado estos días. Más de la mitad de los niños de Galicia que estaban convocados, no se presentaron. Caneiro arremetía con dureza contra sus padres, argumentando que no estaba bien pasar de las normas y enseñarles a los hijos a hacerlo. A los profesores los criticaba con más dureza todavía, por haber insinuado a los niños que no habría consecuencias si se quedaban en casa el día de la prueba, y por haber organizado, muchos de ellos, excursiones y otros divertimentos alternativos a los exámenes. 

Dicen que Caneiro es el periodista de cabecera del PPdG. Yo no sé si es así, ni tampoco sé si recibe alguna prebenda por ello, pero creo que si su deseo es beneficiar al partido de Feijóo y de Pedro Puy, deberá esmerarse un poco, ser un poco más sutil, si quiere que su labor de arrimar el hombro en la causa pepera, sea efectiva. En primer lugar, porque cuando haces una loa muy abierta de un partido, no resultas creíble cuando atacas al contrario y, en segundo lugar, porque puedes acabar liado y tropezando con tu propia pelota. Y esto lo digo porque hay una frase en el artículo de hoy que no entiendo; espero que alguno de vosotros me ayude a descifrarla, incluso llamé a la sección de opinión de La Voz para interesarme, por si había habido algún error de transcripción, tantas vueltas le di a la dichosa frasecita. Está en este párrafo:

No defenderé ni un ápice el gobierno de Madrid, que con Wert y Lasalle en Educación y en Cultura, han perpetrado la peor gestión cultural de la historia de la democracia. Pero sí debo poner en valor la actuación de la Consellería que dirige Román Rodriguez: han actuado con una exquisitez, elegancia y mesura, dignas de todo elogio. Permitiendo, en aras de la convivencia, que se haya boicoteado de forma flagrante e indecorosa una ley educativa.

A ver, eso de separar el "gobierno de Madrid" del de la Xunta, es normal entre los muy de Feijóo. Pedro Puy,  decía hace unas semanas en una emisora, que la corrupción del PP no tiene nada que ver con el PPdG, que es un PARTIDO, aparte y limpio. Y esta semana dijo que los nuevos recortes que se acaban de anunciar para España, siguiendo directrices de Europa, no afectarán a Galicia. Nada hay, por lo tanto, en ese distanciamiento respecto del "PP de Madrid", que se salga del guión. Caneiro, además, es al igual que Pedro Puy y Feijóo, un defensor del galleguismo, y por ello trufa sus artículos con esa ideología en la que el gallego es la lengua propia de los gallegos y aquella que forja su identidad. En su artículo de la semana pasada, ensalzaba hasta el mareo al escritor homenajeado de este año por las Letras Galegas, el poeta que propone que se defienda el gallego a golpe de metralleta como os expliqué hace dos semanas en el post titulado  "Nada que celebrar".  En su artículo, Caneiro habla de la lengua propia del país, la que nos hace diferentes y distinguidos, la que les dio nombre a las cosas antes de que las cosas tuvieran nombre, la lengua que va con la historia que nos robaron, y otras paparruchas nacionalistas que podéis leer aquí.

Todo eso lo comprendo porque va en el lote de "chico del PPdG", incluso va en el lote la incongruencia de quejarse porque los profesores se sientan impunes cuando boicotean los exámenes de reválida usando a los niños como arma política sin que, por lo visto, Caneiro caiga en la cuenta de que ese sentimiento de impunidad se lo dio a los profesores gallegos el gobierno del Partido Popular de Galicia en cuanto llegó al poder. Caneiro recordará cómo se permitió que boicotearan las consulta que se les hizo a los padres para saber en qué lengua preferían la enseñanza de sus hijos. recordará cómo en muchos colegios, se presionaba a los padres para que eligiesen la opción que ellos preferían, cómo se organizaban reuniones para que cubrieran los papeles delante de los profesores, cómo se repartía propaganda de grupos nacionalistas en las aulas a los niños. Caneiro recordará cómo un año después, desde la Consellería de Educación, dijeron que la actitud de Galicia Bilingüe denunciando con pruebas de qué manera se adoctrinaba a los alumnos en las escuelas gallegas, era un acto de censura y, de nuevo, se dejó que los profesores que gustan de usar a los niños como arma política se salieran con la suya. No sé qué esperaba ahora el señor Caneiro, después de la siembra, llega la cosecha.

De su artículo lo comprendo todo, todo tiene sentido, excepto las tres últimas líneas. ¿Ha actuado con exquisitez, elegancia y mesura El Conselleiro de Educación permitiendo el boicot?. 

Voy a abrir el post a comentarios, pero sólo para recoger posibles explicaciones a este enigma. Si pensáis  que Caneiro  está, en realidad, siendo irónico, os equivocáis. Es cierto que la carga de almíbar en los adjetivos de loa al Conselleiro podrían inducir a pensar que esto va en clave de broma, pero no es así; hace tres años escribió otro artículo alabando al Conselleiro anterior a este, que todavía era más empalagoso, la oposición al PP se estuvo pitorreando unos cuantos días; o sea que esa conjetura descartadla. 

Eso es todo. Os agradezco en el alma una explicación al enigma Caneiro. Soy toda ojos. Feliz semana, un abrazo a todos.

sábado, 21 de mayo de 2016

En qué se parece una estrella roja de cinco puntas a una esvástica. En qué se parece el nacionalismo gallego a los fascismos



Llevábamos ya unos años trabajando a favor de la libertad de lengua en Galicia Bilingüe, cuando una tarde, un grupo de personas comprometidas con esto, nos encontrábamos disfrutando de una tertulia sosegada junto a un caballero a quien admiro mucho por su trayectoria política e intelectual; y así estábamos, cuando surgió el tema del fanatismo que nos habíamos encontrado en el nacionalismo gallego, algo a lo que ahora ya estamos acostumbrados, pero que al principio nos sorprendió por su virulencia y mala leche. Una de las personas que estaban en el grupo, le preguntó al caballero, si le parecía correcta la denominación de fascistas y nazis, que a menudo se les dedica. Su respuesta fue que no, que ellos son ellos mismos, una variedad única, pero que sus similitudes con los fascismos son indudables y, solamente quien no conoce, o aquel a quien la verdad ofende, puede molestarle que esto se diga.

Me acordé de ese momento esta semana al ver la reacción del nacionalismo gallego, ante unos tuits que publicamos en la cuenta de GB. En el primero aparecía la foto de una pancarta con el siguiente lema: Unha Terra, un Pobo, Unha bandeira. En contraposición, publicamos una máxima del nazismo (el nacional-socialismo alemán de la primera mitad del siglo XX). Enseguida empezaron a llegarnos mensajes. Unos decían que estábamos llamando nazis a los deportivistas, (al parecer la foto había sido tomada en el estadio de Riazor, aunque podía ser de cualquier otro estadio o de una manifestación de talibanciños), otros decían que en la imagen aparecía también la bandera nacionalista, la de Galicia con la estrella roja,  y que era un insulto la comparación. Entonces publicamos otro tuit, con el que pretendíamos llamar la atención sobre lo negativo que es apropiarse de una bandera y mancharla con un símbolo que representa la represión y el totalitarismo, ya sea una estrella roja de cinco puntas, o una cruz gamada. El experimento dio sus frutos. Por una parte, resultó útil porque pudimos conocer cuál es el sustrato que alimenta este sector, estudiando las cuentas de Twitter de donde procedían los mensajes. Fue triste comprobar el alto porcentaje de profesores que militan en estos grupos, también había bastante gente de la universidad. En general, los ofendidos eran seguidores del BNG, de Mareas, y de grupos afines diversos. Y en medio de aquella amalgama vociferante, algún despistado nos decía que no entendía la comparación. Incluso hubo quien dijo sentirse molesto. Para ellos va este post, y para todos los jóvenes a quienes pretenden confundir. Sabemos que es complicado decir estas cosas, pero tampoco fue fácil empezar a cuestionar la denominada normalización lingüística y lo hemos hecho.


La estrella roja de cinco puntas    

representa el socialismo o el comunismo y, por extensión, no sólo simboliza los cinco dedos de la mano de un trabajador y la unión de los obreros de los cinco continentes, sino también los regímenes que han utilizado esta estrella como emblema. Se trata de regímenes represores de derechos fundamentales de la persona, que han se han sostenido mediante la delación pública, la utilización del fenómeno denominado la "espiral de silencio", la "muerte civil", y si ello no bastaba, la tortura y el asesinato. Si hablamos de cifras, el cómputo depende de si se incluyen las víctimas, por ejemplo, de movimientos comunistas de América Latina u otros conflictos bélicos, como el de Afganistan, o si este recuento se circunscribe a aquellas víctimas causadas por la represión en la Unión Soviética y países del Este, Corea del Norte, Camboya o la República Popular China. Las cifras rondarían los 100 millones de personas, la mayoría de ellas de la Unión Soviética, y producidas por las "limpiezas" y castigos mediante la muerte directa o por tortura e inanición en campos de concentración.  Algunas cifras de víctimas globales del comunismo aquí y aquí. En el caso del nazismo, las víctimas son mucho menos numerosas. Si Hitler compitiera en este campo con Stalin, el segundo podría mostrar un saldo sangriento de hasta 43 millones, según algunas estimaciones. En crueldad, sin embargo, empatarían. A cualquiera que quiera informarse le recomiendo que lea sobre la batalla de Stalingrado, así podrá comprobar,  hasta qué punto se parecían ambos monstruos.

Cuando el Parlamento de la Unión Europea propuso que se prohibiera en todos los estados miembros la simbología nazi, Hungría, Estonia, Lituania Eslovaquia, y la República Checa, pidieron que también se prohibiera la simbología comunista.

"Queremos un trato equitativo con otros males totalitarios como el sistema comunista. Si decidimos prohibir unos, deberíamos prohibir todos los demás".

El 23 de septiembre de 2008 el Parlamento Europeo proclamó el 23 de agosto como Día Europeo para recordar a las víctimas del estalinismo y del nazismo.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que el uso de simbología nazi es lícito cuando se utiliza para denostarla, como hemos hecho nosotros. También ha declarado que la estrella roja de cinco puntas, puede ser usada específicamente para simbolizar el movimiento obrero internacional cuando ese uso está bien acotado, del mismo modo que son inocuos los símbolos parecidos a la esvástica que son anteriores al nazismo, y que representan creencias religiosas, o eran utilizados por pueblos primitivos como el celta, como, por ejemplo, el trisquel y el tetrasquel.

La inclusión de la estrella roja de cinco puntas de la bandera nacionalista, o independentista gallega, data de los años sesenta, fue propuesta por militantes comunistas de la UPG, precisamente para recordar, y no precisamente de manera crítica, los regímenes comunistas del este de Europa. Comprendo que a fuerza de verla, han logrado blanquearla a los ojos de mucha gente, comprendo que es duro pensar que ese concejal nacionalista tan simpático que toma café que el mismo bar que tú, pertenece a una organización de inspiración totalitaria, comprendo que es más fácil ir de buen rollito, pero la verdad es la verdad, aunque a algunos pueda parecerles ofensiva. Os dejo enlace a la web de la UPG, el partido que sostiene al BNG, encantadores los regímenes que apoyan, defienden y ensalzan. Aquí.




Nacional socialismo, fascismo y nacionalismo gallego

El sustrato ideológico del nacionalismo gallego tiene grandes similitudes con los fascismos, ya sean el italiano o el alemán. Se trata de un movimiento anterior a la Falange, al fascismo italiano, y al nazismo de Hitler. Su ideología, basada en la supremacía racial, estuvo influenciada por la historiografía de los movimientos de mediados del XIX, cuando surgieron los mitos de las razas celta y aria para justificar el dominio de la raza blanca. Ahí está el Rexurdimento, con el racista Manuel Murguía, que afirmaba que por religión, arte y raza, el pueblo gallego estaba excepcionalmente ligado al pueblo ario. Después vino la oleada del xenófobo Castelao y de Vicente Risco, un antisemita que defendía el nazismo. Acabó majareta. Esto es así, y basta con tomarse la molestia de estudiar un poco para conocerlo, los propios estudiosos del galleguismo/nacionalismo, reconocen la conexión de los postulados de su gurú, Castelao, con los principios del Volkgeist alemán y sus coqueteos con el estalinismo.

Según el concepto de nación de los fascismos, que son un híbrido del nacionalismo organicista y del socialista, esta equivale a una comunidad lingüística. No pueden asumir que exista una comunidad nacional integrada por diferentes comunidades lingüísticas; por lo que las personas que no asuman como suya la que ellos eligen como "lengua nacional", no son verdaderos miembros de esa comunidad nacional. Pueden tolerar su presencia, pero de ningún modo que pretendan relacionarse con los poderes públicos o recibir sus servicios en su lengua; semejante pretensión es considerada una provocación digna de respuesta por parte de los más "comprometidos". Respuesta siempre justificada por el sector nacionalista más "civilizado". Es decir, esos individuos anómalos lingüísticamente hablando, han de ser objeto de una "normalización" lingüística; porque, no nos engañemos, la denominada "normalización" no va dirigida a una lengua, sino a las personas: es una "normalización" en el uso, incluso privado, de una determinada lengua. Se considera, pues,  que es anormal que haya gallegos que usen como su lengua habitual, una que no sea el gallego, con especial inquina, no lo olvidemos, hacia el uso del español. El Volksgeist, el espíritu del pueblo, es aquí la lengua, en sustitución del elemento racial. Dentro de esta adaptación de los totalitarios a los tiempos en que vivimos, está el haber abandonado, por la justificada mala fama que tiene, el aspecto étnico-biológico para identificar a los miembros de una nación. Se les identifica, pues, por tener una determinada lengua. Por ello comparábamos el lema de la pancarta: Unha Terra, un Pobo, Unha bandeira, que a veces aparece en su variante, Unha Terra un Pobo, Unha Fala, con el: Ein volk, Ein Reich, Ein Führer, del nazismo.




Los nacionalistas saben que siempre hay un sector de la población, que no se contamina con su adoctrinamiento y la repetición de su mensaje, de manera que lo primero que intentan es controlar el sistema educativo para adoctrinar a  los niños en el dogma, independientemente de lo que piensen sus padres, "si las familias no transmiten a sus hijos el gallego como lengua habitual y propia, es el sistema educativo el que ha de corregir  esa desviación". A algunos esto nos suena a una especie de Lebensborn "escolar" y convenientemente adaptado a los tiempos que vivimos, para que sea digerible por los estómagos menos delicados. Viene a cuento recordar lo que dijo esta semana Alonso Montero, Presidente de la RAG, embriagado por los efluvios del Día das letras Galegas:

"De lo que se trata es de hacer ver pedagógicamente a ciertos grupos de la clase media, que no llega con usar el gallego litúrgicamente hoy en cien tribunas. Tendrá que ser el idioma del hogar, el idioma de la respiración vital"

Si en Italia existían las leyes de italianización, aquí tenemos el Plan Xeral de Normalización da Lingua Galega, que haría las delicias del mismísimo Mussolini. Es necesario planificar todas las actividades del individuo para ponerlo al servicio de la "causa". Y el que se resista, es enemigo del pueblo y de la nación, (gallegófobos tienen la cara de llamarnos estos totalitarios a los de GB), con lo que eso conlleva en una sociedad convenientemente adoctrinada desde la escuela, y dispuesta a aplicar la espiral de silencio, tan bien estudiada por E. Noelle.Neumann. Hay casos especialmente crueles y repugnantes, como es el del III Reich, y otros menos crueles. En la Italia de Mussolini, funcionaba muy bien la espiral de silencio, y un ejemplo de ello es la excelente película de Scola, Una Jornada Particular. Sobre esto pretendemos alertar desde Galicia Bilingüe: los peligros del totalitarismo, sobre todo si llega al poder y ve peligrar la ejecución de su proyecto político.

Respecto a ciertas comparaciones que a algunos les parecen desagradables y hasta escandalosas, recordemos cómo en la película Cabaret, ambientada en la desintegración de la República de Weimar y en el ascenso del nazismo al poder, se ve que los miembros del partido nazi, especialmente los más jóvenes, pedían con una sonrisa y amablemente, dinero en las calles. Si no se lo daban no ponían buena cara; pero, claro, cuando el personaje que interpretaba Michael York, se atrevía a decir lo que pensaba de ellos, acababa en el hospital. Aún no habían alcanzado el poder político. Luego lo alcanzaron y pasó lo que pasó.



Los métodos

El nacionalismo gallego, como el vasco y catalán, cada uno a su estilo, emulan a los fascismos en el modo cómo señalan e intentan  aislar al disidente. De esto soy testigo en primera persona. Cualquiera que haya seguido la trayectoria de Galicia Bilingüe, sabe cómo los nacionalistas se han afanado en amenazarnos antes de una charla, o de una manifestación, para que no las celebráramos, cómo intentaron boicotear cada una de nuestras actividades, para que no pudiéramos expresar o manifestar pública y libremente nuestras opiniones. Una vez "no disuadidos" optaban por agredirnos empleando todo tipo de métodos antes usados por aquellos a quienes dicen no parecerse: pintadas en casa, rajado las ruedas de mi coche en la calle, destrozos en el de José Manuel dentro del garaje, o repetidas visitas nocturnas al instituto donde trabajo para hacer todo tipo de pintadas en el patio de recreo y en las paredes, con insultos y amenazas. Ataques contra nuestro autobús, pintadas y pegatinas en paredes y en farolas en el trayecto de mi casa al colegio de mi hijo menor, y un sin fin de campañas de difamación y de intento de exclusión que se han realizado a diversos niveles, también en mi trabajo.

 El sector oficial de estos partidos, no solo no ha condenado nunca estos hechos, sino que ha apoyado a su autores, un apoyo público y publicado.
Os dejo tan sólo una pequeña muestra de los métodos de estas personas. No incluyo las más desagradables, tampoco la diana en la puerta de mi casa, porque no quiero verla en mi blog, ni los videojuegos para dispararme y darme puntapiés, que distribuyeron entre mis alumnos.





                                             En la manifestación del 8 de febrero de 2009

                    Radicales dificultando la entrada de los asistentes a una conferencia de GB

Los nacionalistas gallegos no son asesinos en masa como los nazis, ni tienen crematorios, pero apoyan a aquellos que usan los mismos métodos que estos usaban cuando surgieron. En Cabaret, se retrata muy bien este período de la historia. Yo estoy segura de que si aquí se diesen las circunstancias propicias, muchos de esos que se escandalizan por nuestros tuits de esta semana, señalarían mi casa para que vinieran a liquidarme. He encontrado algo en internet que os voy a mostrar. Es el último boletín informativo de Resistencia Galega. Las conexiones del nacionalismo con ellos las conoce cualquiera que siga su trayectoria, sus declaraciones, el apoyo desde la universidad y desde estos partidos a colectivos que les dan cobijo y que forman parte de su entramado. Sin ir más lejos, el reciente respaldo al colectivo Ceivar, ilegalizado por la Audiencia Nacional. Os lo dejo al final de esta entrada, contiene un relatorio de todas las acciones llevadas a cabo por estos elementos en los últimos años.

Esto es todo, queridos amigos, y es tan sólo un esbozo, una pincelada que pueda servir de estímulo para que busquéis más información, si os interesa y si no os ofende conocer la verdad. Feliz semana. Publicaré algún comentario, pero unos pocos, sería complicado gestionarlos todos, teniendo en cuenta el tema de este post.



sábado, 14 de mayo de 2016

Nada que celebrar. GB, no dedicará el Día das Letras Galegas a Manuel María


                      En el vídeo: Guerrilleiros, Poema de Manuel María dedicado a Moncho Reboiras

El próximo martes, 17 de mayo, será festivo en Galicia; es el Día das Letras Galegas. Me gustaría que fuese también, Día de las Letras Gallegas. Creo que sería muy recomendable que pudiésemos rendir homenaje a la obra literaria de los destacados creadores que hemos tenido, independientemente de la lengua en la que hayan escrito pero, por lo visto, eso no es posible por los motivos que todos conocemos. 
He dicho alguna vez en este blog que me parece un error dedicarle cada año este día a un escritor  ya fallecido que haya publicado en gallego; porque sólo van quedando figuras de poca entidad. Así sucede que le dedican el día a escritores como Lois Pereiro, y a algún otro literato de obra pequeña y gris ¿No sería mejor asentar ese día alrededor de  Rosalía de Castro? Que la figura que diera cuerpo a la celebración fuese la misma cada año, no tendría por qué ser incompatible con que se pudieran realizar actividades diversas para fomentar la lectura y la reflexión sobre la creación literaria.

Es una pena que un día que se supone que está  dedicado a las letras, se haya pervertido, que se unan literatura y reivindicaciones de otro tipo, de tipo identitario, y de reclamación de un hecho diferencial excluyente. Por desgracia, literatos y nacionalismo han ido de la mano en los últimos tiempos. En el caso del escritor elegido este año, esto es así en grado sumo. Manuel María, escritor y concejal del BNG, fue, además, un agente destacado de la "normalización" lingüística, algo que el gobierno de la Xunta ha destacado a la hora de ensalzarlo. En la glosa a su figura, a su condición de "normalizador", se añade su destacada contribución a las letras en gallego. Lo llegan a calificar como:  gigante de la literatura. También dicen que sus poemas son tan buenos, que ha servido de inspiración a diversos grupos musicales y cantantes. He hecho una selección de los poemas musicados más famosos y buscado otros poemas para que los podáis leer y forméis vuestra propia opinión. 


En Galicia Bilingüe este año no dedicaremos el Día das Letras Galegas a Manuel María. No habrá una mención laudatoria hacia él ni en nuestra web ni en redes sociales. A continuación os dejo la letra de su poema más conocido. Una penita.

Canción para cantar todos os días

Hai que defender o idioma como sexa
Con rabia, con furor, a metrallazos
Hai que defender a fala en loita rexa
con tanques, avións, e a puñetazos.
Hai que ser duros, peleóns, intransixentes
Cos porcos, desertores, repelentes
cos cabras, cos castróns e cos cabritos.
Temos que pelexar cos renegados
cos que intentan borrar a nosa fala.
Temos que loitar cos desleigados
que desexan matala e enterrala.
Seríamos sen fala uns ninguén
unhas cantas galiñas desplumadas
os nosos inimigos saben ben
que as palabras vencen as espadas.
O idioma somos nós pobo común
Vencello que  nos xungue e ten en pé
herencia secular de cada un.




Otro de sus poemas, Canto ó idioma galego, interpretado por unos alumnos de 4º ESO en un instituto

Letra de "Canto ó idioma galego"


Además de la defensa del idioma a puñetazos y metrallazos, otro lugar común en su obra es el resentimiento social. En este vídeo, la cantante Uxía canta el poema: Señoritos



                                           En otro estilo "O muiño". No es Wordsworth.


                  Por poneros un poco de todo, también hay algunas obras dirigidas al público infantil

Os dejo el enlace a un artículo de Roberto Blanco Valdés en el que menciona le poema de Manuel María: Canción para cantar todos os días. También menciona a Galicia Bilingüe, fue muy comentado y reproducido. La lengua, la derecha y los derechos