sábado, 24 de enero de 2015

Talibanets y talibanciños juntos haciendo turismo lingüístico por Ginebra



Esta semana leí una noticia que despertó mi curiosidad. Decía que los de A Mesa Pola Normalización, los talibanciños por excelencia, se iban a Ginebra a denunciar ante el tribunal de la ONU la discriminación del gallego y otras lenguas de España. Como la ONU ni es un tribunal, ni lo tiene, ni lo contiene, me dije... ¡trola a la vista!. Seguí leyendo. Era una noticia de agencia en digital. En medios nacionatas también la encontré. Los de la Mesa se iban a Ginebra en comandita con unos talibanets de Cataluña y Valencia. Representaban, asimismo, a colegas talibanarras del Pais Vasco y, para que el cuadro estuviera completo, también iban a hablar en nombre de otros de Aragón y de Asturias, a los que no condecoro porque ni sé si llegan a la categoría de talibanes, ni cómo sería el sufijo a aplicar en su caso. En la noticia se decía que la discriminación de las lenguas de España llegaría a la ONU, y que el acontecimiento planetario sucedería bajo el paraguas de una organización llamada ELEN (a la que por lo visto pertenecen estos); también que iban a presentar un informe con casos de discriminación severa a personas. Acusaban al Estado español poco menos que de rebanar lenguas con una hoz oxidada impregnada en ácido sulfúrico. No dudo que, a pesar de ser el gallego la lengua hegemónica en la educación y administración gallegas, alguna persona haya podido ser objeto de un trato poco respetuoso de forma aislada; gente insensible y maleducada la hay en todas partes, pero de ahí a esa generalización y a acudir a la sesión sobre derechos humanos, van tres pueblos. Sobre todo cuando estos lo que quieren es no respetar los derechos de los demás. También  decían estar dispuestos a denunciar a España nada menos que de tolerar, de fomentar, actitudes supremacistas entre los funcionarios para impedir sistemáticamente que los ciudadanos hablasen gallego o para que lo usaran los propios funcionarios,  algo que no se creen ni ellos hartos de licor café de Cuntis, ese tan espesito y aromático.

En la web de la ONU encontré información y bastaron tres o cuatro llamadas para encajar las piezas de la trola.

Cada cuatro años, los países que integran la ONU se someten a evaluación para valorar su cumplimiento de los tratados respecto a derechos humanos. Previamente, el país examinado envía un informe, y una troika  lo resume junto con las sugerencias de otros países miembros. Las ONG tienen un papel secundario; pueden enviar sus observaciones vía internet seis meses antes y son incluidas en un informe global. Durante la sesión, diferentes países van interviniendo y el representante del país examinado les responde. Las denuncias de las ONG no son expuestas por sus integrantes y sólo salen a la luz si algún país las hace suyas. Ya fuera porque lo planteado por los meseros no les pareció creíble, o porque había asuntos más importantes que tratar, nadie les hizo caso. El minuto y medio que tenía cada país para intervenir lo dedicaron a hablar sobre inmigración, refugiados, violencia contra las mujeres o libertad de expresión, por ejemplo. La presencia de la Mesa fue irrelevante, si les hacía ilusión poner verde a su país habría bastado con que enviaran el bilioso informe que fue hiper resumido por los organizadores hasta dejarlo reducido  mas o menos a esto:

La discriminación contra los idiomas autóctonos diferentes del castellano (aragonés, asturiano, gallego, valenciano y catalán) es sistémica en el Estado y está institucionalizada. Las autoridades españolas o bien alientan o bien toleran actitudes supremacistas entre los funcionarios y otros empleados públicos.

 De lo que se  trataba, pues, era de aparentar, de aparecer en prensa con un anuncio que los revistiera de una importancia que no tienen. En un medio nacionalista incluso se ilustraba la noticia con una foto del plenario de la ONU en Nueva York. A su regreso, sin nada que ofrecer, no se aparece en los medios de más tirada y santas pascuas.  La foto que he puesto encabezando se la hicieron los de las "lenguas maltratadas de España" después de la sesión, en una salita  del edificio que ceden para ruedas de prensa. La realidad de la sesión la tenéis en esta imagen de abajo; el mesero Maceiras, apareció fugazmente en pantalla con esta cara de susto mientras intervenía el representante de Chad. Y encima ni siquiera publicó su noticia ningún medio serio en papel.  Si no fuera porque esta gente es lo que es, hasta me habría movido a la lástima.




Este episodio es una metáfora de lo que es el nacionalismo gallego: humo, un bluff; si logran algo es porque hay interés en engordarlos, porque los que los engordan se alimentan al fin y al cabo de la misma teta. El Secretario de Estado que representó a España me propuso que enviáramos a Exteriores información para rebatir lo que envió esta gente. Lo haría, más que nada para que no quede ese cacola ahí sin ser respondida. El Secretario de Estado fue muy amable pero, tenemos mucho trabajo y en la Xunta hay mucho ocioso, pueden hacerlo ellos.  

Me quedan algunas preguntas.

¿Por qué los taliban made in Spain  no se presentaron bajo cubierta de ELEN sino de  EBLUL, si esa entidad se cerró en 2010?

¿Por qué en el informe de transparencia de la ONU sobre ELEN figuran con 3.700 euros de presupuesto  pero les calculan unos gastos de representación de 55.000 euros?

¿Quien pagó el viaje turístico del señor de la Mesa y del reportero gráfico que lo acompañó quien, por cierto, pintaba mucho en un acto sobre derechos humanos estando condenado a un año y nueve meses por atentado, alguien que defiende lenguas usando la violencia y coartando la libertad de expresión de sus conciudadanos?

Y ahora unas preguntas tontas:

¿Por qué  enviaron el informe en inglés si el texto contiene errores que muestran que es una traducción? 
¿Porque los de A Mesa le llaman Xenebra a Ginebra? En todo caso, si tanto les afecta decir: Ginebra, habrían de usar: Genève o incluso Genua  ¿No sostienen  que los topónimos sólo tienen una forma? ¡No pretenderán que los suizos digan Xenebra!

Y por último, ¿en qué idioma hablaron entre ellos los representantes de la Mesa, de Plataforma per la Llengua y de Escola Valenciana ?

Feliz semana amigos. A continuación podéis ver los enlaces que os  he dejado con más información. Incluyo el cartel de Plataforma per la Llengua denunciando la discriminación del Catalán en Cataluña, ¡qué cara más dura!

Ficha de ELEN en el registro de transparencia de la UE    ELEN      Documentación UPR España

A Mesa denunciará ante la ONU la discriminación del gallego     A precaria situación do galego chega este mércores á ONU

Grabación de la sesión de la Universal Periodic Review a España El momento planetario Maceiras se tiene lugar en el minuto 2.36.34






sábado, 17 de enero de 2015

Los premiados de "Trolas de la Normalización"


















Nos costó localizar a una de las personas premiadas, porque no recibíamos respuesta a nuestros avisos a través de la dirección de e-mail que nos proporcionó al inscribirse en el juego, pero, finalmente, pudimos ponerles rostro a los cuatro nombres que resultaron premiados en el sorteo que hicimos ante notario, entre las personas que superaron todas las preguntas y la prueba de habilidad de nuestro videojuego "Trolas de la Normalización Lingüística". En las imágenes tenéis a Alejandra, que estudia su carrera en Pontevedra, a Juan José, de Pamplona, a Andrea, estudiante de 2º de Bachillerato en un instituto de Santiago, y a Eulogio, que posa ante El Castro de Vigo. A él le entregué yo el premio. Me contó que era  técnico del naval, pero que en este momento está trabajando en otro sector..., cosas de la crisis. En casa concursaron su hija, su mujer y él. La niña supo del juego gracias a los folletos que repartimos, lo mismo que la joven de Santiago, según me contó Carmen, que fue quien le entregó el premio. 

Misión cumplida. Hemos entregado los dos iPhone 6 y los dos ipad Air, la web de GB podrá relajarse tras el trasiego de estos meses de descarga del juego,  y  muchísimas más personas  conocen ahora unas cuantas verdades sobre la libertad de lengua y sobre sus detractores. Ayer, El Correo Gallego informó sobre la entrega de los premios de nuestro concurso, y a partir de ese momento la cuenta de Twitter de GB se llenó de esos "detractores" que, escocidos, comenzaron a soltar todo tipo de exabruptos y maldades, todas ellas contraindicadas para la salud del hígado y del corazón. Por su bien tuvimos que bloquear a algunos. Desde aquí les digo que va a ser mejor que se acostumbren y que se relajen, porque vamos a seguir informando y denunciando. Sin límites. Métanselo en esas cabecitas cabezonas: cualquier intento de coartar nuestra libertad para informar es inútil. Esta semana un sector del lobby de la lengua anunciaba la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular para acabar con la "ocultación" de Castelao. ¡Y yo que me lo encuentro hasta en la sopa! que hasta el Parlamento de Galicia le dedica sesiones especiales y Feijóo entra en trance cuando habla de él. Pues no se preocupen ustedes, que también les ayudaremos a no ocultarlo, en nuestro caso intentaremos que no se oculte su cara menos conocida y menos presentable. Ya se lo dije antes, no habrá límites, así que, Castelao va en el lote. 

Espero que podáis disfrutar del fin de semana, amigos, que se presenta, afortunadamente para mí que soy muy rara, típicamente invernal. Hoy toca paseos y charlas con las amigas, y mañana me toca cocinar. Celebramos el cumpleaños de mi hijo Alfonso, que ya cumple quince años ¡Qué edad más bonita!  Le he preguntado qué tarta quería y, para variar, me ha pedido una de chocolate. Le haré ésta de mi libro de la Confitería Hummingbird. Si queréis leer la receta, haced clic bajo la imagen. ¡Un abrazo a todos! 

Podeis seguir jugando a nuestro videojuego aunque ya sólo se compite por la mejor puntuación: Trolas



sábado, 10 de enero de 2015

Libertad de expresión según para quién y en qué país



Hace un rato estuve repasando los artículos de opinión en las ediciones digitales de los medios. Vomitivo leer a las Inmas y demás hipócritas. Uno no sabe si reír o tomarse una taza de Primperán tras ver cómo se dan golpes de pecho en defensa de la libertad de expresión quienes tantas veces he visto intentar cercenar la libertad de expresión de otras personas, por ejemplo, la mía. Y cuando digo libertad de expresión, me refiero a la libertad para defender propuestas democráticas y respetuosas con las libertades ajenas, no a la libertad para injuriar o amenazar, algo que, sin embargo, amparan muchos de estos canijitos intelectuales y morales que escriben hoy o, al menos, no lo critican nunca. A todos estos les dedico la entrada del blog, y os la dedico también a vosotros, sinceros defensores de las libertades, que cada vez en mayor número nos pedís argumentación y datos para rebatir a estos de la  casta vividora de la imposición que no dudan en usar las más cutres artimañas y que doblan el espinazo sin rubor ante unos gobernantes que desprecian pero que les permiten vivir del cuento. Espero que el post os guste y que os resulte útil. Y ya puestos, le pido al nuevo año un mundo en paz, donde se respeten las libertades, que una cosa sin la otra no es posible.



Durante unos 700 años, Finlandia estuvo bajo dominio de los suecos, y fue el sueco la única lengua que se utilizó por parte del poder político y del económico. Esto se mantuvo así incluso cuando Finlandia dejó de estar bajo dominio sueco y pasó a ser un ducado de Rusia durante 100 años. Después, tras la Revolución bolchevique, llegó la independencia de Finlandia, pero el sueco se mantuvo como lengua de la administración durante los primeros años; hubo que esperar cincuenta hasta que empezó a usarse el finés como lengua administrativa y también como lengua vehicular en las escuelas. Hoy en día, más del 90 % de los finlandeses son finés hablantes y alrededor del 5 % de la población, es suecófona; son los que viven en una pequeña zona del país cercana a Suecia.

El sueco tiene carácter de lengua oficial en todo el territorio de Finlandia, pero esto afecta sólo a los órganos de la administración nacional. La enseñanza es gestionada por los municipios. Es oficial el sueco o el finés si al menos el 8% de la población, o 3000 personas, asumen como propia una de esas dos lenguas en el municipio. Entonces tienen derecho a elegir  la lengua vehicular en la escuela. En algunos municipios unilingües, si hay una demanda umbral para recibir la enseñanza en la otra lengua oficial nacional, aproximadamente 18 alumnos por curso, también pueden elegir hacerlo. Por otra parte, existen los denominados CLIL (enseñanza en la que se usan como vehiculares dos lenguas, una de las oficiales y otra extranjera que tenga demanda de aprendizaje),pero la asistencia a dicho tipo de enseñanza es voluntaria y con seguimiento pedagógico, porque hay alumnos a los que les resulta demasiado difícil seguirla. En los territorios en los que el sami es oficial, se imparte la primera enseñanza a sus hablantes en esta lengua, para luego usar el finés, porque en esa zona el sueco no se habla.


Además de aprender inglés, el sueco es asignatura obligatoria para todos los alumnos de Finlandia. Hasta hace pocos años esto no se cuestionaba, pero ahora existe un movimiento en contra de esta obligatoriedad. Es el movimiento Pois Pakkoruotsi “fuera el sueco obligatorio”. A mediados del siglo XX era razonable que los finlandeses quisieran que sus hijos aprendieran sueco. Aparte de las razones históricas, hay que tener en cuenta que Finlandia tiene 5,5 millones de habitantes y Suecia tiene 9,5 millones, y que Suecia siempre fue un país más industrializado que Finlandia. Por otra parte, el sueco permite una intercomunicación aceptable con los vecinos noruegos y daneses.




                    

¿Qué ha cambiado?

Ha cambiado el mundo. El desmoronamiento de la Unión Soviética ha abierto mercados como el de Rusia. El interés de las empresas finlandesas y de las familias por el aprendizaje del sueco ha caído al décimo puesto entre otras lenguas; ahora prefieren aprender ruso, alemán, español, francés, o chino. No es que odien el sueco, no es que sean unos ignorantes por querer aprender alemán directamente en vez de aprender sueco para que les sirva como lengua  puente, no repiten aquello de "cuantas más lenguas mejor", porque saben que el saber no ocupa lugar pero sí ocupa tiempo y esfuerzo. ¿Les suenan todos estas descalificaciones "argumentales"?.

En 2014, un estudio de la Abo Akademi mostraba que el 74% de la población finés hablante estaba de acuerdo con el siguiente enunciado" la enseñanza del sueco debe ser voluntaria". No cabe achacar esta tendencia a un movimiento nacionalista en reacción a la dominación sueca sobre Finlandia durante 700 años, sino a una cuestión puramente práctica. En este sentido cabe recordar el caso de Irlanda, donde existe un movimiento que ya ronda el 40%, para exigir que el irlandés deje de ser materia obligatoria en secundaria, y el propio partido gobernante, Fine Gael, con su líder a la cabeza, Enda Kenny, está de acuerdo con esta exigencia, pero no para que los alumnos aprendan  sólo  inglés, sino para que tengan tiempo en el colegio para aprender otros idiomas extranjeros que les interesen.

Esto sucede en Finlandia e Irlanda, dos países de nuestro entorno, uno de ellos con resultados en educación elogiados y envidiados. Aquí, simplemente por defender la elección de lengua vehicular teniendo la otra lengua como asignatura obligatoria, intentan coartar tu libertad de expresión amenazándote y señalándote con dedo inquisitorial, Elentir ponía algunos ejemplos de esto ayer en su blog. Los que hacen estas cosas son los mismos, repito, que esta mañana defendían la libertad de expresión, así, a lo grande. Veremos cómo se posicionan la próxima vez que sus tontos útiles queden en evidencia, algo que, tal vez, no tarde en suceder.

Un abrazo y mucha paz amigos



sábado, 3 de enero de 2015

La Universidad y hasta ¡los Reyes Magos! puestos al servicio del nacionalismo



Hoy os escribo desde Madrid. Hemos venido con mi hijo pequeño y con mi sobrino Manuel a pasar  un par de días. Por la mañana vamos a ir al Museo Arqueológico Nacional, y a última hora iremos a cenar a casa de nuestra amiga Ana mientras los críos se van con sus hijas al cine. Ayer los llevamos al Prado, que Alfonso pinta bastante bien y ya era hora de que les hiciera una visita a los grandes. Jose también nos guió por la exposición de la Fundación Telefónica sobre Tesla, un señor con una cabeza especial y gran visión de futuro. No estuvo mal, aunque a mí estas cosas de la Física me llaman sólo moderadamente la atención; no tengo la sensibilidad de Jose para extasiarme con esos inventos de chispas y motores giratorios. Cuando estábamos viendo el huevo de cobre que gira sobre sí mismo y se pone en pie como una peonza, me preguntaba por qué en vez de haberle dedicado su precioso tiempo al huevo mareado ese, el bueno de Tesla no habría inventado, por ejemplo, el desmayador de marisco; así ni yo, ni nadie, tendríamos que vivir  la escena del día de Navidad de este año con los bogavantes que compré para hacer un arroz. 

La chica de Carrefour me aseguró que tendrían una muerte dulce en la nevera dos o tres horas después de haberlos comprado la mañana de Nochebuena, pero nada. Cada vez que la abría, se movían  y me me miraban con aquellos ojos de bolita de coral. Y allí estuvieron pasando frío toda la noche mientras yo descansaba calentita en la cama. Cuando al día siguiente llegó la hora del sacrificio, seguían vivísimos. Mi cuñado me dijo por teléfono no sé qué cuento chino de su sistema nervioso poco desarrollado, que no sufrían, etc. Y una porra. A las 12.30 llegó mi madre en mi auxilio. Aunque a ella también le daban bastante penita, debió de verme absolutamente incapaz de hacer de matarife, así que, ¡zas!, los fue decapitando..., pero se seguían moviendo. Desde el otro lado de la puerta de la cocina le dije que también había que quitarles las tenazas. Me dijo con voz de agobio que iba a esperar un poco, a ver si se morían, pero cuando ya decapitados, sin tenazas, y abiertos en canal los rocié con Brandy y los flambeé, sus colitas, ellas solas, bailoteaban en la cazuela. Un horror. Nunca más, nunca, nunca más cocinaré o comeré arroz de bogavante si antes un seguidor de Tesla o el mismísimo José Manuel no inventan un artilugio que deje KO a estos animalejos. Estoy convencida de que si los bogavantes, las nécoras o las centollas pudieran emitir sonidos, ni de broma seríamos capaces de hacer con ellos lo que hacemos. Sólo pido un artilugio sencillo, como aquellos encendedores para los hornillos de butano, con una chispa adaptada que les diera una pequeña descarga, por ejemplo.


Se lo pediré a los Reyes, a los míos, que son los de siempre, Magos, con glamour y que sólo se dedican a lo suyo, a hacer felices a los niños, no a intentar cambiarlos, como los de otros. Esta semana, un seguidor de GB nos envió esta deliciosa carta que el alcalde de Santiago, el popular Agustín Hernández, les ha remitido a los niños santiguases. Ahí, en primer término, tenéis al "xestor interestelar de los regalos de Navidad" que se llama Xián, nombre hiper común entre los niños gallegos, como todo el mundo sabe. El alcalde invita a los niños a participar en el concurso de cartas para pedir sus regalos. Hay premios. Como el alcalde es del PP, y no hay nada que más le guste a un cargo del PP que alcanzar la consideración de progre de manual, las cartas pueden dirigírselas a los Reyes magos, a Papa Nöel o incluso al Apalpador, ese guarrillo pederasta que fomentan los grupos radicales nacionalistas y que les palpa las barriguitas a los niños mientras duermen. Dicen que está documentado históricamente, pero en realidad se lo han sacado de la manga para destronar a los Reyes Magos, que son unos españolazos, unos fachas y unos pijos.

Para que la carta pueda entrar en el concurso y el peque tenga opción a recibir un premio de manos del señor alcalde, han de cumplirse tres condiciones, la primera de las cuales, como les recuerda Don Agustín y como vosotros ya imagináis es esta:  "Así que, si quieres participar, sólo hay que cumplir tres condiciones, escribir la carta en gallego..." Así está Santiago, otrora emblema de la universalidad. Un día de estos le cambian el manto al apóstol por la bandera del bnje y le pintan la barba de blanco para que se parezca a Beiras. En cuanto a la universidad, como os decía el otro día, se encuentra bastante contaminada por el nacionalismo. Os copio unas fotos de la exposición que sobre la Unión de Pobo Galego ha realizado la Universidad de Santiago en el Palacio de Fonseca, también me las han enviado desde Santiago, esta vez una querida colaboradora de GB, incluyo sus comentarios. Y os dejo más datos sobre los incentivos para lograr que las publicaciones científicas se realicen en gallego y para azuzar a Antonio y a al anónimo que discutían sobre si era cierto o no que había un plus en el sueldo para los profesores que lo usan. 

Felices reyes, amigos, que Melchor Gaspar y Baltasar os traigan a cada uno lo que merezcáis.

Un abrazo.

PD Vou a copiar aquí una viñeta de Salas muy simpática que acaba de publicar en twitter Blas de Lezo






Haz clic para seguir leyendo.

sábado, 20 de diciembre de 2014

El nacionalismo en la universidad


Foto Marta G. Brea. Faro de Vigo


Estoy de vacaciones y esta vez me las voy a tomar en serio. Ya he corrido la voz entre la familia de que no estoy disponible para recados; sólo me haré cargo de listas de regalos de los demás en caso de emergencia. También he avisado de que los menús de los días señalados serán normales; se acabaron los de tres primeros platos, un segundo con tropecientas guarniciones, y tres postres. Los pequeños ya saben que no voy a hacerles las croquetas de camarones con esa bechamel que tardo hora y media en cocinar cuchara en mano. Sólo ellos se han quejado. Me han llamado egoísta. Me da igual. Voy a vivir la Navidad, voy a pasear, a merendar con las amigas y a marujear por la casa, que tengo mono, hasta he comprado en Carrefour un limpia metales que es la repera para sacarles brillo a los pomos de las puertas a ritmo de aria de Händel. Ya he calculado que los del salón, que son dobles, combinarán de cine con el "Rejoice" del Mesías.

Tres días antes de las vacaciones, Marta G. Brea me hizo esta foto con alumnos de 2º de Bachillerato durante una visita que organizó mi instituto al Salón de orientación universitaria. La publicaron en Faro de Vigo. Se nota que estaban cerca las vacaciones, ¿no veis  qué caritas mas relajadas lucen? La mayoría no sabe qué carrera estudiará el próximo año. Intentan conjugar sus preferencias, o su vocación, con las salidas profesionales y los recursos de sus familias. Difícil lo tienen. Vimos  expositores de universidades públicas y privadas, algunas peculiares, como una suiza que tenía al frente a una joven muy competente, Corinne Chopard, una franco hablante que nos explicó los entresijos del Swiss Education Group, pasando con soltura de un inglés fetén a un español casi perfecto. Las clases se imparten todas en inglés. También estaban presentes universidades de País Vasco, Cataluña y, obviamente, de Galicia. Cuando acabé de hacer la ronda con mis alumnos, estuve viendo sus planes de estudios. De la de Deusto poco puedo decir porque me fui enseguida al ver en un folleto la palabra normalización. La culpa, probablemente, fue del azar por haberme llevado a la página más inconveniente, pero la verdad es que se me revolvió el Kinder Delice que me acababa de tomar. A estas alturas, la naturaleza ha articulado en mí una especie de mecanismo de defensa,  he desarrollado una alergia a estos exabruptos. En el stand de la Universidad de Barcelona me dijeron que casi todas las clases, sobre todo en las facultades de letras, son en catalán. Me explicó la chica que era una suerte, porque así, de paso que aprendes, por ejemplo, Filosofía, estudias otra lengua. Le respondí con una sonrisa, es lo mejor en estos casos.

Al expositor de la Universidad de Vigo me había acercado antes a recabar información con una alumna maravillosa. El curso pasado me había dicho que quería estudiar periodismo, pero ahora se siente más inclinada a cursar Filología Hispánica, aunque también íbamos a ver cómo combinarlo con ADE, porque le gustaría poder trabajar para alguna editorial o gestionar eventos culturales relacionados con la Literatura. La chica puede con eso y más, pues tiene una cabeza y un tesón que son fuera de serie. Como os decía, nos acercamos al stand de Vigo para conocer el plan de estudios de Hispánicas, pero nos dijeron que hace un par de años suprimieron esta titulación. Por lo visto, había tan poca matrícula en Filología gallega que en lugar de eliminarla, se les ocurrió fundir las dos carreras en una. Y las fundieron, ¡Vaya si las fundieron!. Su renuencia a dejar en evidencia que muy poca gente quería estudiar gallego, les llevó a crear un híbrido llamado "Grado en estudios de gallego y español" que, obviamente, no contentó ni a unos ni a otros; ha tenido tan poco éxito que van a retirarlo y en su lugar habrá un intento nuevo llamado "Ciencias da linguaxe", con las asignaturas repartidas 30-30- 30 en gallego, portugués y español. Durará poco. No es que yo pretenda que en cada pueblo haya una facultad, pero si  hubiesen pensado un poquito más en los estudiantes que en los prejuicios lingüísticos, probablemente la familia de mi alumna no se verían obligados a matricularla en otra ciudad y se ahorrarían bastante dinero.

 La universidad española tiene muchos problemas, de financiación y también de endogamia en determinadas facultades, pero allí donde existen nacionalismos, añadamos un ingrediente negativo más. En GB guardamos e-mails de universitarios que nos cuentan cómo ésta ideología ha impregnado ciertas carreras, cómo determinados alumnos y profesores maniobran en contra de la libertad de pensamiento, de la excelencia. El debate sano y enriquecedor queda supeditado a la "construcción nacional". Los movimientos estudiantiles tambien estan convenientemente tomados. Esto es especialmente significativo en las carreras relacionadas con la docencia, o en Filosofía y en Periodismo. Al fin y al cabo, ¿qué se puede esperar de los gerifaltes de una universidad  cuando afirman en sus estatutos que la suya tiene lengua propia?. Habrá surgido en el campus, debajo de una lepiota.

El mismo  día en que yo visitaba estas instalaciones con mis alumnos, al profesor Blanco Valdés le plantaron unas tablas de madera en la puerta de su despacho de la Facultad de Derecho con la palabra fascista pintada sobre ellas. Es muy probable que los que firmaron esas tablas con el adjetivo que mejor los define, participen en la manifestacion que La Mesa ha convocado para el 8 de febrero, como es en Santiago y el club alterna por los mismos lares...Dicen que quieren protestar por el descenso de hablantes de gallego. Sí, habéis leido bien, ese era el titular del diario El País, es de traca. Probablemente, los tiranitos estos que señalan al que no piensa como ellos, al que no comulga con su dictadura y que además se atreve a decirlo en voz alta, serán los mismos  que apoyaron a los que nos reventaron  nuestra manifestación un 8 de febrero de hace cinco años.

De todos modos os diré que me alegro de que tengan sarao a la vista, como mejor está esta gente es organizando manifestaciones,mientras contratan autobuses y diseñan la propaganda los tenemos entretenidos y no hacen maldades, que estos en la universidad o en cualquier otro lugar, lo menos malo que hacen es desfilar por Santiago.

Un abrazo a todos Feliz Navidad, Bo Nadal 


sábado, 13 de diciembre de 2014

Feijóo, Anacleto, el topónimo "confinado": El chalódromo al completo






Los que no seguís a Galicia Bilingüe en Twitter, a lo mejor pensáis que tengo que rebuscar entre las noticias cada semana para sacar a relucir en el blog estas cosas tan chuscas del mundo de la anormalización de lengua. Nuestros tuiteros, por el contrario, pensaréis que debe de ser bastante difícil elegir una noticia de entre tantas, porque todas tienen su aquel y porque siempre, de una manera u otra, tarde o temprano, acaban por traducirse en algo real que se cuela en nuestras vidas convertido en restricción de libertad, o en euros que viajan desde nuestros bolsillos a los de los vividores del chupe lingüístico.

Esta semana hemos publicado en Twitter vídeos de colegios de Cataluña, noticias sobre despropósitos judiciales en Baleares y, cómo no, titulares relacionados con la resaca tras la publicación de los datos que muestran que tres de cada cuatro niños de Galicia son castellano hablantes. Hemos leído y escuchado todo tipo de propuestas, cada cual más chusca. Se estrenó el Presidente de la RAG, Alonso Montero, que, contradiciendo a la gente que incidía en los comentarios de los diarios digitales en lo negativo que es imponer y plastificar un idioma, dijo que como el gallego se habla menos, eso demuestra que la imposición de lengua no existe ¡Lo que hay que oír! Yo le tengo cierto aprecio al actual presi de la RAG, porque me parece un hombre bueno y  más que nada porque comparado con el anterior es un ave del paraíso pero ¿No habrá algún alma caritativa que le explique al primus inter pares académico qué es una falacia de afirmación consecuente? Para colmo, como si el producto del país no estuviera lo suficientemente ocurrente, se incorporó uno de importación, un tal Mackenzie, que dice ser "agente lingüístico", o sea, como Anacleto, pero con diccionario de Xerais en vez de zapatófono, y dispuesto a normalizarnos; una especie de James Bond cutre con licencia para imponer. Esta semana, el tal Mackenzie ha tenido el honor de recibir de manos de Feijóo el Premio 2014 a la Lengua y, para agradecernos a los gallegos el detalle, se ha despachado diciendo que hay que promocionar el gallego en jóvenes y niños porque los de derechas españolistas coruñeses y vigueses no tienen  remedio. A modo de propina, propuso que el gallego sea LA lengua oficial de Galicia; a los que prefieren la otra, la de muchos gallegos, que los zurzan. Feijóo, en el mismo evento, y para no ser menos, dijo que es un "problema" que fuera de las escuelas no se hable gallego, y "responsabilizó" a las familias de que menos niños lo hablen. Hoy el Conselleiro de Educación ¡Cómo iba a faltar el perejil en esta salsa! Nos amenizó el desayuno con una sesuda frase: al salir de la escuela o del trabajo no se usa el gallego. También  instó a la "sociedad" a mentalizarse ¿Alguien podría decirles al presi y al conselleiro que es indigno que un gobernante, sobre todo si pretende pasar por demócrata, diga que es mejor moral o "patrióticamente" hablar una lengua y no otra?  ¿Alguien podría decirles a ambos que no somos tontos, que no hace falta que nos digan qué nos interesa,  que ya nos mentalizamos solitos?

En fin, como todo esto era bastante deprimente, me he decantado por algo que no hemos podido publicar en Twitter porque no había manera de resumirlo, y porque perderse cualquier detalle de la noticia, tal como se publicó en portada de La Voz de Galicia, sería una verdadera lástima. Es algo que resume a la perfección todo esto de lo que suelo hablaros en el blog: normalización > imposición > cutrería intelectual >  ingeniería social  > chupe.

El titular es el siguiente:

Abel Caballero acorrala en Vigo el topónimo Peniche, único en España.
Universidad y Real Academia reaccionan para poder  rescatarlo

La primera imagen que tenéis en esta entrada es de un lugar que los vigueses llamamos Peniche. Es un cruce de calles, y cuando construyan la plaza que está proyectada, usaremos el nombre de la plaza, que será Aperta, o diremos: la plaza que está en Peniche, o seguiremos diciendo Peniche a secas, o lo que nos venga en gana y hasta que nos venga en gana. La segunda imagen es de la placa que da nombre a las escaleras, que están en la tercera imagen; la placa y las escaleras no van a desaparecer.

Os recuerdo que en GB conseguimos parar (no sabemos hasta cuándo, porque los talibanciños son como las termitas) la aprobación de una ley de Toponimia que la Xunta tenía en el horno y con la que iba a prohibir que un particular le pusiera a su finca o a su negocio como nombre un topónimo que no estuviera en gallego. Prohibidas las zapaterías La Coruña, las marcas de galletas Orense, o registrar una finca con el nombre de un tío de Ámérica o con el de tu mascota del alma. Si la finca estaba en Cocho de arriba, ese habría de ser el nombre, y si estaba en Cocho de abaixo, también. Como decía Cela y, dispensando, "por joder". A los de jabones La Toja supongo que pensarían fumigarlos directamente. Andaba por ahí un iluminado estudiando la microtoponimia del barrio de Coya y proponía que se señalaran todos los lugares con la correspondiente cartelería, incluido lo que está  dentro, (sí dentro), del hipermercado Alcampo, de manera que si ibas a buscar la mayonesa te la encontrarías sobre un indicador con el nombre de un lavadero, y en la sección de parafarmacia te recordarían que te hallabas sobre un antiguo matadero de pollos, con lo cual las velas pèrfumadas perderían  todo su glamour. 

Aunque incluyo enlace a la versión en gallego, muy bien redactada por Alfonso Andrade, por cierto, porque recoge fielmente la pasión de estos seres por la anormalización, os dejo con la noticia que he traducido para que todos la podáis leer sin perderos ni un detalle. Algunas palabras están señaladas en negrita porque me entretuve contando el numero de veces que aparecen ciertas expresiones. Ah, me olvidaba, al parecer está previsto que unos filólogos hagan un censo oficial de la toponimia y microtoponimia. Calculan que les llevará 10 años. Serán 10, 15,  20 o lo que haga falta, que estas cosas se cobran y, que conste que estoy de acuerdo con que se estudie la toponimia y se registre por escrito el resultado del estudio, yo lo haría gratis, que hablar con los mayores y recabar este tipo de historias me encanta, pero tampoco quiero quitarle a nadie el pan de la boca, sólo pido que, si cobran, al menos no den la latiña obligándonos a usarla y por los siglos de los siglos. 

Haz clic sobre más información para seguir leyendo

Darío Villanueva, Presidente de la RAE



Me alegró mucho el nombramiento como presidente de la RAE  de Darío Villanueva, que fue mi profesor de Literatura Española en primero de carrera. A sus clases asistía incluso gente que no estaba matriculada. Siempre recordaré sus enseñanzas sobre Larra, Galdós, Valle, o Unamuno. De vez en cuando vuelvo a leer algún pasaje de Miáu, Pepita Jimenez, Sotileza o Niebla y me vienen a la memoria los modales elegantes de Don Darío y su voz pausada indicándonos el camino para extraeles todo el jugo a esas novelas. El curso pasado vino a mi instituto y analizó para los alumnos un poema de García Lorca. Un lujo. Tuve la suerte de que su conferencia coincidiera con una hora libre, cerré los ojos y volví a sentirme en la Facultad. Senti no haberme podido quedarme hasta el final porque se alargó hasta la siguiente clase. Felicidades y mucha suerte profesor.

No se publicarán comentarios.